Las organizaciones representativas de las distintas familias de la economía social han participado en la celebración, el 8 de marzo, del Día Internacional de la Mujer, según declaración de Naciones Unidas. Tanto el sector empresarial de la economía social, como el asociativo o tercer sector, han generado iniciativas para denunciar la brecha aún existente en numerosos ámbitos, entre ellos el laboral, entre hombres y mujeres.

La Confederación Empresarial Española de la Economía Social (CEPES) ha apoyado a través de un comunicado “las peticiones de igualdad” formuladas con motivo de la celebración, y ha mostrado su empeño “en seguir trabajando para materializar la igualdad de género y de oportunidades entre hombres y mujeres”.

CEPES afirma que trabajará tanto en España como en el extranjero, en las instituciones supranacionales y a través de la cooperación al desarrollo, para garantizar la plena igualdad entre hombres y mujeres en todos los ámbitos de la sociedad. Y recuerda que la paridad laboral es una meta posible, “como demuestra la Economía Social española, en la cual el 49% de los puestos de trabajo son desempeñados por mujeres, así como el 38% de los puestos de liderazgo”, frente al 9% del total empresarial, según estudio hecho público por la plataforma de empleo ‘Infojobs’.

Por su parte, desde la Confederación Española de Cooperativas de Trabajo Asociado (COCETA), han querido resaltar, “como nunca antes”, que las cooperativas de trabajo “son empresas destacadas en temas de igualdad, más avanzadas que otras fórmulas empresariales”. Además del elevado empleo femenino en cooperativas de trabajo, y de su presencia en puestos directivos, desde COCETA se destaca también la elevada satisfacción de las mujeres cooperativistas con su capacidad de conciliar la vida personal con la laboral.

COCETA apoya las iniciativas y políticas destinadas a generar sensibilización y medidas que tengan como objetivo la igualdad real de género. Y se adhiere al mensaje del comité de Género de la Alianza Cooperativa Internacional (ACI), según el cual “las cooperativas tenemos la tarea de mejorar nuestra capacidad de empoderar a las mujeres, colaborando con la sociedad civil y respaldando la voz de nuestras activistas en los procesos de sensibilización social y de formulación de políticas. (…) Cuando millones de mujeres se unen, millones de historias surgen para visibilizar las situaciones que nos alejan de la equidad de género; millones de rostros muestran al mundo su vulneración, subestimación y estigmatización, y millones pueden también actuar para transformar realidades altamente preocupantes y prevalentes, como la violencia y el acoso sexual”.

Cooperativas Agro-alimentarias de España ha querido poner en valor el trabajo, la dedicación y el esfuerzo que todas las mujeres pertenecientes al sector cooperativo agroalimentario, agricultoras y ganaderas, desarrollan en su día a día. Y para ello, animan a las cooperativas a que pongan en marcha medidas concretas y efectivas para avanzar en la igualdad de oportunidades en el cooperativismo agroalimentario, con el objetivo de lograr incrementar el número de mujeres en los órganos de gobierno de las cooperativas.

“El marcado carácter masculinizado presente en el sector agroalimentario español hace que, hoy en día, las mujeres representen menos del 4% en los puestos de gobernanza y decisión de nuestras cooperativas”, afirman desde la Confederación agraria.

Por su parte, la Confederación Empresarial de Sociedades Laborales (CONFESAL) ha animado a sus socios a celebrar el 8 de marzo “como día de reconocimiento al papel de las mujeres integrantes de las sociedades laborales de España, para reclamar igualdad de derechos y oportunidades entre hombres y mujeres”. Reivindica la reducción de la brecha salarial entre hombres y mujeres, y además denuncia la violencia machista y el acoso sexual.

CONFESAL recuerda que en su Plan de Gestión contempla una línea de acción específica para el fomento de la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres, fortaleciendo así el papel de la mujer en las sociedades laborales. También tiene un acuerdo firmado con el Ministerio de Sanidad, Asuntos Sociales e Igualdad, para fomentar el empleo de las mujeres víctimas de la violencia de género, y promocionar las campañas para erradicar esta lacra social.

 

La suma de todos. Hacia la Igualdad real y efectiva

El Tercer Sector de Acción Social ha participado activamente en este Día Internacional con diversas actividades, manifestaciones y declaraciones. Organizaciones como la Plataforma del Tercer Sector, la ONCE y su Fundación, Cruz Roja Española o el CERMI y la Fundación CERMI Mujeres han emitido manifiestos recordando que aún quedan muchos motivos para trabajar por la igualdad.

Para la Plataforma del Tercer Sector (PTS) la igualdad de género es un derecho y la suma de todas y todos en lograr la efectividad de este derecho es “la mejor oportunidad para enfrentar algunos de los retos más importantes de nuestro tiempo, desde la crisis económica y la feminización de la pobreza, al cambio climático, a la violencia contra las mujeres y a la discriminación por la brecha salarial”. Todo ello “sin olvidar la situación de las mujeres que encabezan familias monoparentales, la escasez de recursos de las mujeres mayores o la doble discriminación de las mujeres con discapacidad”.

La inequidad entre hombres y mujeres, según la PTS sigue siendo “un lastre que hipoteca la vida de muchas mujeres y constituye un acicate para el progreso de sociedades inclusivas, plenas, igualitarias, dignas y decentes”.

“Las mujeres sufren múltiples discriminaciones a lo largo de su vida laboral: en el salario, en las condiciones laborales, en la corresponsabilidad, las barreras a la promoción, el techo de cristal, y finalizada su vida laborar, las desigualdades continúan forjándose. La brecha de género de las pensiones es aún del 22% y la prestación contributiva media femenina es un 34% inferior a la masculina. La brecha laboral y salarial cobra factura también al final de la vida”, recuerdan desde la Plataforma del Tercer Sector, que añaden que la mayor brecha de género está en el trabajo no remunerado, que suele ser el doméstico.

Desde la Plataforma del Tercer Sector destacan la importancia de este Día Internacional, “ya que nos brinda la oportunidad de transformar el impulso en acción, de empoderar a las mujeres en todos los contextos, y rendir homenaje a las activistas que trabajan sin descanso defendiendo los derechos de las mujeres y animando a que éstas se desarrollen plenamente”.

 

Fuente: Observatorio Español de la Economía Social