• Primera ola de calor del año
  • Ya se ha instalado el verano y se anuncian por los próximos días temperaturas cercanas a los 40 grados en parte del país, por lo que muchas viviendas, oficinas y comercios van a forzar sus máquinas de aire acondicionado.
  • La Unión de Cooperativas de Consumidores y Usuarios de España, UNCCUE, recuerda que unas medidas simples permiten usar de manera eficiente estos aparatos: mantener la temperatura ideal alrededor de los 25º grados, limpiar periódicamente los filtros de aire, evitar abrir puertas y ventanas para ventilar, etc.
  • Se aconseja también efectuar la compra atendiendo a las características de la vivienda y las diferentes opciones de uso que puedan ofrecer, como el uso nocturno, el encendido y el apagado a una hora determinada, etc.
  • Frente a la ola de calor, las autoridades públicas aconsejan rebajar la temperatura de nuestros cuerpos acudiendo a estancias con aire acondicionado, pero un mal uso de estos pueden resultar poco saludable, además de constituir un fuerte sobregasto eléctrico.

Por ello y desde la Unión de Cooperativas de Consumidores y Usuarios de España, UNCCUE, se recomienda a los usuarios de este sistema los siguientes consejos:

  • Instalar toldos en las ventanas y acristalamientos donde alcanza el sol. Esta medida permitirá ahorros de energía de aproximadamente un 30%, dependiendo de la orientación de la vivienda o habitación.
  • Usar ventilador, ya que el movimiento de aire da una impresión de descenso de temperatura de hasta 5ºC. (como otro punto)
  • Situar el aparato en el lado sombreado del edificio o protegerlo del sol y asegurarse de que no interrumpe el flujo de aire.
  • No regular la temperatura demasiado baja: la temperatura ideal es de 25ºC (una diferencia de temperatura con el exterior superior a 12º no es saludable), cada grado menos supone un incremento del consumo entre un 5 y un 10%.
  • Limpiar periódicamente los filtros de aire y vigilar el mantenimiento del equipo: esta medida contribuirá a un menor consumo del aparato y a mantener la estancia libre de gérmenes.
  • Desconectar el aire acondicionado cuando no haya nadie en la habitación.
  • Evitar abrir puertas y ventanas para ventilar cuando el aparato está en funcionamiento (mejor hacerlo en las primeras horas de la mañana o durante la noche, con el aire acondicionado apagado) y mantener alejado el termostato de las fuentes de calor, como lámparas y radiación directa del sol.

Asimismo, UNCCUE informa a los consumidores que los aparatos de aire acondicionado han de llevar obligatoriamente una etiqueta de clasificación energética que permite al consumidor conocer de forma rápida la eficiencia energética del aparato. Los de clase A+++ pueden consumir hasta un 40% menos.

Desde UNCCUE se aconseja elegir los aparatos que ofrecen funciones añadidas como la discriminación horaria, el encendido y el apagado a una hora determinada, los sensores de presencia, los modos “Eco” o “Night” y otras muchas, que permiten que el aparato no desperdicie energía.

Y finalmente, UNCCUE recuerda que la instalación de aparatos de aire acondicionado en las fachadas de los edificios puede necesitar de la información previa de la comunidad de vecinos o de una autorización oficial según unas ordenanzas municipales.