día_internacional_mujerLa Unión de Cooperativas de Consumidores y Usuarios de España, UNCCUE, participa en la conmemoración del Día Internacional de la Mujer que se celebra hoy resaltando la importancia del papel de la mujer en el movimiento cooperativista, pero con la convicción que se puede hacer más y mejor, como lo ilustra la existencia en la propia Alianza Cooperativa Internacional (ACI) de un Comité Mundial de Género.

UNCCUE lleva trabajando más de 74 años en el fomento y la difusión del cooperativismo de consumidores y usuarios tanto en España como a nivel internacional, y continúa demostrando año a año que el cooperativismo posee una extraordinaria capacidad para integrar en el ámbito empresarial a las mujeres, que tienen un especial protagonismo tanto en el mantenimiento de las cooperativas existentes como en las de nueva creación.

Muchos de los nuevos #CoopSumidores son nuevas #CoopSumidoras que reivindican y asumen un papel activo y decisivo en el cambio de modelo económico actual, haciendo suyos los principios y valores cooperativos.

Asimismo, UNCCUE es consciente de la importancia que puede jugar el movimiento cooperativo a nivel global para proveer a las mujeres de nuevas oportunidades que les permitan asumir una mayor responsabilidad en la gestión empresarial.

Denunciamos por tanto las notables diferencias que siguen existiendo entre las oportunidades, los salarios y los cargos de hombres y mujeres. Exigimos a las autoridades públicas que adopten medidas activas y ambiciosas para resolver esta injusticia y promover decididamente una verdadera igualdad de género en la sociedad, aplicando el lema de esta edición 2016 al cual adherimos «Por un Planeta 50-50 en 2030: Demos el paso para la igualdad de género«.

En palabras de su presidenta, Ana Isabel Ceballo Sierra, “desde UNCCUE seguimos reclamando medidas efectivas a favor de la igualdad, medidas de conciliación para mujeres y hombres, considerando que sin conciliación y educación nunca habrá igualdad real”.

Además, queremos este año solidarizarnos especialmente con las mujeres refugiadas, símbolos de fuerza, valor y constancia frente a la adversidad y la injusticia”.